Friday, July 21, 2017

La luz de Cristo ( San Serafín de Sarov )

 
Para recibir y sentir en el corazón la luz de Cristo, hay que alejarse lo más posible de las acciones visibles. Luego de purificar el alma con la penitencia y obras de bien, y con una fe sincera en el Crucificado, cerrando los ojos, hay que sumergir la mente en el interior del corazón, clamar y llamar, sin cesar, el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Entonces, en la medida del esfuerzo y del ardor del espíritu hacia el Bienamado (Luc. 3:22), el hombre encuentra en el nombre invocado una dulzura que provoca sed de conocimiento superior.

Cuando el hombre internamente ve la luz eterna su mente se torna limpia y libre de imágenes sensoriales. Estando todo concentrado en la admiración de la belleza no creada, olvida todo lo sensorial, no se quiere ver tampoco a sí mismo, quiere esconderse en el núcleo de la tierra, solo para no perder a este verdadero Bien: a Dios.

San Serafín de Sarov

Catecismo Ortodoxo 

http://catecismoortodoxo.blogspot.ca/

Saturday, July 15, 2017

Oración a San Paisio, el Athonita

Oración a San Paisio, el Athonita:
Amado Padre Paisios, tú que has subido los peldaños de la santidad, y llegaste ser perfecto en virtud y por eso ganaste la Gracia plena ante Dios misericordioso, pídele a Aquel a Quien serviste sin cesar en tu vida, que no nos pierda por la multitud de nuestros pecados, sino, que nos retorne al bendecido arrepentimiento. Tú, que mientras estuviste en la Tierra, sanaste con tanto amor nuestras innumerables debilidades corporales y espirituales, mucho más ahora puedes ayudarnos y salvarnos de todas las dificultades. Por ello, te pedimos, ten piedad de nosotros padre, por tu inmenso amor, por tu divina bondad; y no nos dejes a nosotros que somos llenos de tantos pecados.Tú, que no te cansaste de conducirnos hacia la salvación y sostener nuestras debilidades todo el tiempo que estuviste aquí con nosotros, también ahora danos sabiduría para poder superar las tentaciones del maligno; que astutamente, las teje constantemente a nuestro alrededor, y con las cuales quiere perder por siempre nuestras almas. Ilumínanos, para poder conocer la voluntad de Dios para nosotros y ora a nuestro Señor que nos dé fuerza para cumplirla con agradecimiento .Tú que has sido un ejemplo de valentía sin tentación y sacrificio, tu ejemplo nos fortalece y nos ayuda a poder seguirte en la virtud, para lograr ganar la eterna corona, la que tú también la has obtenido en abundancia. Así, padre no nos dejes a nosotros, los que constantemente atraemos la ira de nuestro Muy Paciente Dios, sino quédate con confianza ante su Trono intercediendo por nosotros con lágrimas, para que Dios nos otorgue por tu intercesión, la dulce salvación. Y de esta manera, agradeciendote desde el fondo del corazón, por todo lo que haz hecho por nosotros, y todavía estás haciendo, damos gracias a nuestro Bondadoso Dios, prosternados ante la Santa Trinidad: Padre, Hijo y Santo Espíritu, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.
 
San Paisios el Athonita.(Farsala, Capadocia, 25 de julio de 1924 - Monte Athos, 12 de julio de 1994).  

Catecismo Ortodoxo 

http://catecismoortodoxo.blogspot.ca

Saturday, July 8, 2017

Oración de San Basilio el Grande


Todopoderoso Señor, Dios de los poderes y de toda criatura, que vives en lo más alto y miras a los humildes, que escudriñas nuestros corazones y afectos, y sabes de antemano los secretos de los hombres; eterna e imperecedera luz, en Quien no hay cambio ni sombras de variación; oh Rey Inmortal, recibe nuestras plegarias, Te las ofrecemos con labios impuros, confiando en tus innumerables bendiciones. Perdónanos todos los pecados cometidos en pensamiento, palabra o acción, consciente e inconscientemente, y purifícanos de toda corrupción de la carne y el espíritu. Concédenos pasar la noche de la presente vida con el corazón alerta y el pensamiento cuerdo, aguardando siempre el advenimiento del día radiante de la aparición de Tu engendrado Hijo Único, nuestro Señor y Dios y Salvador, Jesucristo, cuando el Juez de todos ha de venir en gloria a juzgar a cada uno de acuerdo a sus actos. Ojalá no nos encuentre caídos en pecado ni ociosos, sino que despiertos y alertas para la acción, listos para acompañarlo en el divino palacio de sus bienaventuranzas donde se oye un incesante sonido de los que aceptan el festín y el inefable placer de los que contemplan la inexpresable belleza de su Rostro. Porque Tú eres la verdadera luz que iluminas y santificas a todos, y toda la creación Te canta por los siglos de los siglos. Amén.

Catecismo Ortodoxo 

http://catecismoortodoxo.blogspot.ca/

Saturday, July 1, 2017

LA ABEJA Y LA MOSCA. ( Santo Paisios del Monte Athos )


 Sé por experiencia propia, que en esta vida la gente se divide en dos categorías. No hay una tercera: cada hombre pertenece a una categoría o a la otra. Una categoría se parece a la de la mosca. La mosca tiene esta particularidad, que siempre se posa sobre algo sucio. P. ej., si en el jardín hay muchas flores perfumadas y en un rincón del jardín un animal hizo sus necesidades, la mosca cruza todo el hermoso jardín sin posarse en ninguna flor. Solo cuando ve la suciedad, baja y se posa, comienza a removerla, deleitándose con el hedor, y no puede separarse.

Si ella pudiera hablar, y uno, agarrándola, le preguntara si sabe dónde están las rosas en el jardín, ella contestaría que no sabe de qué se trata. Diría — "yo sé dónde hay basura, baños, suciedad de animales, lodo..." De manera semejante, en la vida, hay gente parecida a la mosca. Esta categoría de Gente aprendió a Pensar negativamente y en todo ve lo malo, no viendo e ignorando todo lo bueno.

Otra categoría de Gente se parece a la abeja. La particularidad de la abeja es encontrar y posarse sobre lo hermoso y dulce. Digamos, p. ej., que en un ambiente sucio, en un rincón, alguien puso un jarrón con una flor. Si la abeja entra volando ahí, dejará de lado todo lo sucio sin posarse, y encontrando la flor se posará en ella…

Si tomas a esta abeja y le preguntas donde está el lugar de la basura, ella contestará que no notó nada, pero ahí están las dalias, y ahí las rosas, más lejos — las violetas, allí la miel y más allá el azúcar... ella resultará una conocedora de todo lo bueno y no tendrá ni idea de lo malo. Las buenas reflexiones piensan y ven lo bueno.

Así que el hombre se encuentra en la categoría o de Moscas, o de Abejas.

Y el Santo Paisios concluyó:
— "Cuando vienen a mí y comienzan a acusar a otros, les relato ese ejemplo y propongo elegir en que categoría quieren ubicarse, y de acuerdo a esto definir también a los que los acusan.

Catecismo Ortodoxo 

http://catecismoortodoxo.blogspot.ca/